¿Por qué?

En 2050 habrá en  el mundo más de 9.000 millones de habitantes que necesitan alimentarse, además de los miles de millones de animales que se crían anualmente. La FAO estima que expandir la superficie dedicada a la agricultura no es una opción sostenible. Los océanos están sobre-explotados, el cambio climático y la escasez de agua podrían complicar la producción de alimentos. Para hacer frente a esos retos y a la hambruna, los expertos de la ONU creen que lo que comemos tiene que ser revaluado.

El cambio climático afectará a los sistemas agrícolas y forestales porque incrementará las temperaturas y la concentración de dióxido de carbono (CO2), modificará las tendencias de las precipitaciones y aumentará las malas hierbas, las plagas y la presión de las enfermedades.

La ONU recomienda que revaluemos nuestras dietas y aquí entran los insectos como fuente de proteínas.

Europa importa un 70% de la proteína que se usa en alimentación animal

¿Cómo?

Los Insectos son ricos en proteína y una dieta natural para la alimentación animal. La larva de la mosca se cría en diversos tipos de residuos, incluyendo bio-productos y por lo tanto convirtiéndose en una excelente fuente de recuperación de materiales que normalmente son desechados.

¿Mas información?